José Álvarez Guerra, Juan Álvarez Guerra. Liberales Cortes de Cádiz. Zafra. | Machado. Revista de estudios sobre una saga familiar.

José Álvarez Guerra y Juan Álvarez Guerra. Liberales extremeños en las Cortes de Cádiz

Posted By on septiembre 21, 2010

Homenaje a JUAN ÁLVAREZ GUERRA y  JOSÉ ÁLVAREZ GUERRA

como liberales extremeños que participaron en las Cortes de Cádiz.

Cádiz, 1810 / Zafra, 2010

José Álvarez Guerra. (Zafra, 1778- 1862?). Filósofo y político liberal, introductor en España de las ideas prekrausistas y miembro de una familia que tres generaciones después engendraría a los poetas hermanos Machado. Cursó Leyes y Filosofía en Salamanca. En Madrid participa en los enfrentamientos del 2 de mayo de 1808. Después es capitán del Batallón de Cazadores de Zafra y oficial de Estado mayor del ejército contra los franceses. En 1813 escribe Indicaciones político-militares del estado de la Nación española, dirigidas en el fondo a su hermano Juan, ministro de Gobernación. Con la llegada del rey Álvarez Guerra se retira del ejército dedicándose a administrar el patrimonio familiar. A partir del Trienio Liberal, cambiará la actividad militar por la política ocupando varios puestos de segundo rango: jefe político de Salamanca, Palencia y Cáceres. Se exilia a Francia con el regreso de Fernando VII, pero regresa pronto, en 1826. A la muerte del monarca vuelve temporalmente a la vida política, y ocupa durante unos meses la jefatura política de Soria en 1836. A partir de ahí se dedica por entero al cultivo de la filosofía y publica, en varias entregas, Unidad Simbólica o Destino del Hombre en la Tierra o Filosofía de la Razón, un tratado filosófico que atraería la atención inquisidora de Menéndez y Pelayo y su inclusión en la Historia de los heterodoxos españoles.

Juan Álvarez Guerra. (Zafra, 1770-Madrid, 1845) Además de tratadista y agrónomo, el mayor de los hermanos Álvarez Guerra fue un importante político que participó activamente, como ministro o diputado, en los tres períodos liberales de la primera mitad del siglo XIX, las Cortes de Cádiz, el Trienio y la regencia de María Cristina. Estudió Derecho, pero pronto empezó a interesarse por la agricultura. En los años de entresiglos ejercía en Madrid como abogado y tradujo una de las obras de agricultura más importantes del siglo XVIII europeo, el Diccionario Universal de Agricultura del abate Rozier. Luchó en la Guerra de la Independencia como soldado. A partir de 1808 es el principal redactor de Diario de Badajoz y, ya en 1810, estaba en Cádiz como redactor del Semanario Patriótico. Allí acabó siendo funcionario de las Cortes y ministro de Gobernación. Poco antes, en 1813, publica Modo de extinguir la deuda pública. Encarcelado en Ceuta durante el primer período absolutista, es elegido diputado por Extremadura en 1820, distinguiéndose en ellas por la moderación de sus planteamientos políticos. Cuando el rey acabó con el Trienio se le permitió vivir en Zafra. Durante la regencia de Maria Cristina y el reinado de Isabel II asumió diversas responsabilidades públicas: prócer del reino, ministro del Interior en el gabinete del conde de Toreno, consejero de Estado y director general de Correos.

Homenaje en Zafra a los liberales que participaron en la Constitución de Cádiz

Bicentenario de la apertura de las Cortes de Cádiz, 24 de septiembre de 1810 // 24 de septiembre de 2010

El próximo 24 de septiembre se cumplen doscientos años de la apertura de las Cortes de Cádiz. El 24 de septiembre de 1810 comenzó el proceso constituyente que culminaría el 19 de marzo de 1812 con la aprobación de la Constitución de Cádiz, primera de la historia constitucional española. El papel de Extremadura en aquellos hechos fue muy importante. Un nutrido grupo de políticos extremeños, encabezados por el sacerdote Diego Muñoz Torrero, alcanzó gran protagonismo en aquellas Cortes. Muñoz Torrero fue el primero que tomó la palabra en la cámara para reivindicar los valores de la libertad y, después, propugnar la libertad de prensa, proponer la abolición de la Inquisición, o asumir la mayor parte de la redacción de la Constitución. Junto a él destacaron los también extremeños Antonio Oliveros, Francisco Fernández Golfín, Manuel Mateo Luján, José María Calatrava o Bartolomé José Gallardo, entre otros.

Pero dentro del protagonismo extremeño destaca especialmente el de Zafra. Al menos cinco zafrenses participaron en esos primeros años del liberalismo español, dos de ellos desde la misma Cádiz. Uno de los diputados de aquellas Cortes era de Zafra: Manuel María Martínez de Tejada. Como también lo era Juan Álvarez Guerra, funcionario de las Cortes y ministro de la Gobernación en 1813. Vecino de Zafra por entonces fue el conquense Julián Romero y Moya, que había sido alcalde mayor de la villa y participó con un texto en la “Consulta al País” que promovieron las Cortes para preparar los debates constituyentes. E igualmente eran zafrenses el sacerdote Juan Justo García, catedrático de Álgebra, miembro del grupo de profesores liberales de la Universidad de Salamanca y diputado en el Trienio Liberal, y José Álvarez Guerra, hermano del ministro, bisabuelo de Antonio Machado y filósofo prekrausista.

Share

Sobre el Autor

Comments

Leave a Reply