ANTONIO MACHADO y ÁLVAREZ, "Demófilo". "EL CRUCERO IBERIA", "A los pueblos de todos los paises" | Machado. Revista de estudios sobre una saga familiar.

ANTONIO MACHADO y ÁLVAREZ, “Demófilo”. “EL CRUCERO IBERIA”, “A los pueblos de todos los paises”

Posted By on mayo 27, 2012

Con fecha 16 de septiembre de 1885, ANTONIO MACHADO y ÁLVAREZ, ALEJANDRO GUICHOT y ANTONIO SENDRAS Y BURÍN, publicaron la siguiente “invitación” para contribuir con una cuota, grande o pequeña, para la construcción del CRUCERO IBERIA.

Antonio Machado y Álvarez

Muy interesante es este escrito y hoy, 2012, de gran actualidad. Recomendamos su lectura, que para facilitarla reproducimos el texto mecanografiado ahora, además de reproducirlo tal y como apareció en la prensa y revistas de la época.

Se propone una alianza, obviamente creadora de una organización, que tendría su “imagen” en el CRUCERO IBERIA, que navegara continuamente por todos los mares, defendiendo los derechos de la mayoría, dentro de los fueros de la justicia, de los países frente a los intereses de los gobiernos de los Estados poderosos.

Se insta a la creación de una alianza para esta mayoría de países no dominantes o poderosos, y cual ONG actual propone el construir un barco a llamar CRUCERO IBERIA desde el que promocionar y recordar los objetivos buscados.

 

EL CRUCERO IBERIA

A LOS PUEBLOS DE TODOS LOS PAÍSES.

Antonio Guichot y Sierra

La idea de los folk-loristas españoles que suscriben, al invitar a todos los folk-loristas del mundo a que promuevan en sus respectivos países una suscripción para construir el crucero Iberia, a que aludimos en la mencionada invitación, fecha 4 del corriente, no tiene por principal objeto dotar a nuestra Armada de un nuevo buque, ni mucho menos responder a la descabellada pretensión de que los amantes del saber popular solos, pudieran costearlo. Nada menos que eso; si así ha podido resultar para alguno, cúlpese solamente a torpeza nuestra en el modo de expresarnos. Nuestro objeto no ha sido, ni con mucho, dotar a nuestra Marina de un buque más, cosa útil sin duda alguna, pero relativamente a nuestro fin de escasa importancia; nuestro propósito no ha sido el de sostener con un hecho la teoría que profesamos de que no bastan los arranques generosos y entusiastas, pero naturalmente irreflexivos y desordenados, de la iniciativa individual para colocar a nuestra Armada a la altura que los merecimientos de nuestros nobles marinos y lo grave de las circunstancias requieren. No; sobre este punto, a los peritos en el arte de la guerra y la navegación toca decidir y resolver, y a los jefes de todos nuestro partidos políticos, hacendistas y banqueros importantes proporcionar los cuantiosos recursos que para el caso se consideren necesarios.

 

Antonio Sendras y Burín


El crucero Iberia aspira a ser algo más que un barco y algo menos que una lección. El crucero Iberia aspira a representar en los mares la alianza de las naciones pequeñas y el amor de todos los pueblos frente al egoísmo de los tiranos. El crucero Iberia no pretende ser un barco hecho en ódio al pueblo alemán; para los folk-loristas, que no confunden a las naciones con sus Gobiernos, Alemania, en tanto no se haga solidaria de la codicia de su Canciller, es un pueblo tan digno de amor como cualquier otro.

El crucero Iberia pretende representar en los mares una protesta contra las ambiciones desenfrenadas y la violaciones del derecho. Simbolizadas hoy en el Canciller del imperio germano; pretende más aún, pretende llegar a ser algún día el primer buque de una armada neutral e incondicional que tenga la nobilísima misión de ejecutar en los fuertes lo sentenciado por las naciones constituidas en jurado inapelable, ante el cual se ventilen todas las contiendas políticas de los pueblos, y se denuncien los delitos que contra las naciones pequeñas pretendan cometer los Gobiernos de las poderosas. Por eso los folk-loristas no tenemos impaciencia alguna por reunir la inmensa suma necesaria para adquirir el aludido crucero; perseverantes en nuestra tarea, la continuaremos con fe e inquebrantable constancia, bien llegue a realizarse le reivindicación de nuestro derecho torpemente ultrajado, bien seamos víctimas una vez más de la flaqueza y falta de energía de los llamados a sostener los fueros de la justicia y del derecho.

A esto y a fomentar el amor a la alianza digna y sincera entre los portugueses y españoles, que solo a los tiranos puede estorbar, quieren contribuir por sí propios, por sus amigos y utilizando cuantas influencias legítimas puedan adquirir, los amantes del saber popular en España; para eso hemos invitado en primer término a todos los folk-loristas del mundo, a fin de que ellos inviten a su vez a todos sus compatriotas, folk-loristas o no, que se inspiren en tan levantados sentimientos.

Cuantos participen en el mundo de estas ideas de fraternidad y de justicia, quedan invitados a dar una cuota, grande o pequeña, para la construcción del crucero Iberia, y remitirla al periódico que gusten de su respectivo país y localidad. Las guerras, por desdicha, no terminarán en el mundo mientras la fuerza ande de un lado y el derecho de otro. España debe, aprovechando la lección que la torpeza del Canciller de ha ofrecido, defender bien sus costas en lo porvenir, y para ello, contando con el concurso de todos, fundar una Asociación nacional para el fomento de la Marina.- Madrid 16 de Septiembre de 1885. –Antonio Machado y Álvarez.—Alejandro Guichot y Sierra.—Antonio Sendras y Burín.

Propuesta construcción CRUCERO IBERIA

 

Share

Sobre el Autor

Comments

Leave a Reply